15 INDUDABLES ventajas de la hidroponía para animarte a cultivar hoy mismo

Los cultivos hidropónicos tienen muchas ventajas en comparación con los tradicionales, pero son más bien poco conocidas. Y aunque la hidroponía está creciendo, sabemos que empezar a cultivar cualquier cosa es difícil y requiere un impulso, hoy te mostramos 15 ventajas de la hidroponía para que te animes de una vez por todas!

ventajas de la hidroponia

Aquí tienes 15 ventajas de la hidroponía:

1. Usan menos agua

Los cultivos hidropónicos pueden reducir la cantidad de agua utilizada hasta en 10 veces debido a que reutilizas el agua.

2. Producen más alimentos

Un cultivo hidropónico puede llegar a producir hasta 80 veces más alimentos que uno tradicional gracias a una combinación de factores, como el espacio y que las raíces no tienen que esforzarse buscando los nutrientes en la tierra pues los tienen disponibles al momento.

3. Puedes ahorrar dinero

Hacer un cultivo hidropónico casero pequeño no requiere de una inversión tan grande y ademas puedes ahorrar dinero al momento de hacer las compras en el super, pues ya no necesitaras comprar ciertos alimentos (los que estés cultivando).

4. Puedes controlar su temperatura

En un cultivo tradicional, controlar la temperatura requiere de grandes inversiones o es prácticamente imposible si no está en un ambiente cerrado. Con la hidroponía es diferente, pues siempre estará en ambientes cerrados.

5. Las plantas crecen más rápido

Tus plantas crecerán hasta un 30% más rápido que con otros métodos de cultivar pues los nutrientes y sustratos necesarios están en contacto directo y constante con las raíces.

6. Puedes cultivar en cualquier momento

La hidroponía, al no depender del suelo, permite que te puedas llevar tu cultivo literalmente a cualquier lugar del mundo (no exageramos)

7. No requiere de experticia

¿No sabes nada de cultivar? No hay lío! La hidroponía se puede empezar solo con ganas y algunos materiales. El tiempo y la experimentación te convertirán en un maestro.

8. Los nutrientes también se reutilizan

Una gran ventaja es que el agua circula cíclicamente, lo cual hace que los nutrientes también lo hagan, por lo que no necesitas invertir de más.

9. Es más limpia

Al no depender de la tierra, en un cultivo hidropónico no tienes que andar limpiando constantemente ni utilizar pesticidas tan fuertes pues los animalitos que quieren alimentarse de tu cultivo no vendrán tan seguido.

10. Puedes cultivar en cualquier momento

Los cultivos hidropónicos no dependen del clima, tampoco del lugar, y tampoco del tiempo. Los cultivos regulares no crecen en invierno, por ejemplo. Con tu cultivo puedes ver la nieve por la ventana y a la vez ver como crecen tus lechugas.

11. Generan alimentos de mayor calidad

La calidad, aunque hoy en día es muy elevada, la limpieza, los nutrientes y la carencia de químicos peligrosos puede generar alimentos más sanos y de mayor calidad.

12. Son modulares

Los cultivos hidropónicos pueden hacerse de forma modular, es decir, como un Lego, puedes quitar y agregar bloques cuando lo necesites, adaptándose él a ti y no tu a él.

13. Puedes ganar dinero

Cuando tengas un excedente puedes venderlo localmente, ayudando a tu bolsillo con un ingreso extra. Incluso puede ser tu próximo emprendimiento!

14. Reduces tu huella ambiental

Al cultivar de esta forma tienes tus alimentos a la mano, evitando la contaminación debido a los largos trayectos a los que están sujetos los alimentos que consumimos a diario.

15. Es bueno para tu salud

Según un estudio del Real Colegio Agrícola de Cirencester en Inglaterra las plantas generan sensación de bienestar, reducen el estrés y pueden aumentar tu concentración.

Hace ya un buen tiempo surgió en nuestro equipo el interés de publicar sobre la hidroponía. Es un tema que vale la pena tener en cuenta debido a la forma en que practicamos la agricultura, su impacto ambiental y sus grandes costos de producción.

Los cultivos hidropónicos son algo con lo que experimentamos de chicos en escuelas e institutos, pero rara vez nos enseñan que se trata más que de un curioso experimento: es una oportunidad real de aprender a cultivar nuestros alimentos de forma sostenible.

Deja un comentario