¿Quieres un cultivo vertical en casa? No siembres sin ver esto antes

Un cultivo vertical es una forma de sembrar alimentos que se aprovecha de esos espacios pequeños e inutilizados que tenemos en nuestro hogar, las paredes, para cultivar desde plantas aromáticas y decorativas, hasta hortalizas, frutas y verduras. Hoy te enseñaremos lo básico para empezar tu primer huerto vertical en casa con vídeos explicativos y algunos ejemplos para inspirarte!

¿Como funcionan los cultivos verticales?

También llamados huertos verticales, estos cultivos tienen diversas formas y dependen en gran medida de tu creatividad al construir uno, pues se pueden construir con casi todo tipo de materiales. Los cultivos verticales son conocidos como la “agricultura del futuro” por su relevancia para nuestras sociedades cada vez más urbanas.

Entre los materiales que puedes utilizar para hacer un cultivo vertical tenemos:

  • Botellas de plástico
  • Botellas de vidrio
  • Tubos de PVC
  • Latas de conserva
  • Contenedores de madera

Existen diferentes materiales y contenedores bastante atractivos y especialmente económicos para la realización de una huerta vertical como el PVC o la madera, que son ambos muy económicos y prácticos, y que incluso puedes hacer con materiales reciclados, pero el tipo de cultivo vertical que se decida realizar deberá tener en cuenta el tipo de planta, fruta, verdura u hortaliza que se quiere cultivar, dado que de las características propias de éstas dependerá el tipo de contenedor, el espacio y la profundidad que cada especie de planta requerirá para su desarrollo.

Este vídeo te muestra como hacer el macetero o contenedor base, que usualmente debe tener un área un poco más grande que los de las partes altas:

Esta opción es muy atractiva si te gusta el trabajo manual, ademas de darle un toque más natural a tu hogar. Pero si eso no es lo tuyo, siempre puedes comprar un sistema modular de cultivo vertical casero, muy económicos y prácticos como el que se ve en este vídeo:

Ventajas de los cultivos verticales

Los cultivos verticales tienen ciertas ventajas así como varias desventajas frente a otros tipos de cultivo. Estos son algunos de sus beneficios:

  • Su ahorro del espacio, ya que permite aprovechar lugares reducidos e inutilizados dentro de nuestros hogares y no requiere de grandes extensiones de terreno libre como los huertos tradicionales.
  • Te permiten ahorrar agua y obtener alimentos frescos para el consumo propio, por lo que se han convertido en impulsores de la agricultura orgánica y ecológica en las ciudades, permitiendo la producción de alimentos en espacios reducidos.
  • Promueve el autoconsumo, al producir lo que necesitas para tu propia alimentacion y la de tu familia.
  • Fomentan los espacios familiares, así como la imaginación y el aprendizaje de los niños.

Desventajas de los cultivos verticales

Sin embargo, y pese a los incontables beneficios que trae la construcción de huertas verticales en casa, también encontramos una serie de desventajas o posibles impactos negativos. Dentro de los más comunes, tenemos que:

  • No todas las especies de plantas son cultivables en este tipo de cultivos.
  • Puede haber un alto desperdicio de luz solar
  • Puede haber un alto consumo de luz artificial que puede generar un gasto de enorme de energía eléctrica, como puedes ver en este reportaje.
  • Algunos cultivos pueden generar la propagación de plagas agrícolas y olores no agradables.

Pero ¿Cómo implementar un cultivo vertical casero?

Ya te hemos mostrado en los vídeos de arriba uno de los primeros pasos, que es cómo construir un contenedor. Y si definitivamente te has animado a construir tu propio cultivo vertical en casa, esta es la forma de hacerlo.

Lo primero a tener en cuenta es que no es tan importante preocuparte por el espacio, pues como vimos anteriormente un huerto vertical no necesita disponer de un amplio terrero, solo necesitarás una pared y poner a funcionar toda tu creatividad e imaginación.

En este vídeo puedes ver como construir una pequeña huerta vertical que no solo sirve para tu balcón o terraza sino que ademas tiene un sistema de goteo por gravedad que no necesita de mucha inversión y lo puedes empezar hoy mismo (por qué no?) 🙂

Y ya que tienes todo lo básico como lo prometimos, sigue estas recomendaciones para que tu huerto vertical sea la envidia de tus amigos (cuando te puedan visitar).

  1. Elige los alimentos a plantar. De esto dependerá el diseño de tu huerto. Procura siempre elegir los alimentos que mejor se adecuen al espacio que dispones. Comienza por plantas pequeñas y que no crezcan mucho como algunas hortalizas o la lechuga, y luego pasa a las grandes ligas como la siembra vertical de tomates, aguacates o mangos.
  2. Elige una pared que reciba luz solar a lo largo del día, pues será fundamental para el crecimiento adecuado de tus plantas.
  3. Utiliza elementos especiales para el cuidado de las plantas y no descuides los nutrientes. Puedes crear tu propio compost y aprovechar al máximo los recursos orgánicos. Aprende cómo hacer compost aquí.
  4. Usa la cantidad de agua necesaria (ni mucha ni poca): dependiendo el tipo de planta que vayas a sembrar.
  5. Limpia los recipientes cada vez que sea necesario. Esto ayudará a conservar y proteger el huerto en óptimas condiciones, sin plagas y muy bonitos a la vista

Ejemplos de éxito de cultivos verticales en el mundo

La agricultura vertical ya no es una cosa del futuro. Esta es una técnica de cultivo que hoy en día es ejecutada en todo el mundo, mostrando verdaderos casos de éxito que incentivan cada vez más su desarrollo.

Uno de los principales referentes del uso de esta innovadora técnica es la compañía estadounidense Aerofarms, que construyó una de las más grandes plantaciones verticales del mundo, obteniendo como resultado miles de toneladas de vegetales al año.

Esta compañía desarrolló una tecnología de luz LED que permitió la adecuada fotosíntesis de las plantas a un menor costo energético, y se ha destacado por llevar la tecnología a la agricultura, pronosticando sus resultados de una siembra y haciendo más eficientes sus procesos de producción, volviendo los cultivos en invernaderos verticales algo realmente rentable.

Otro ejemplo y referente de éxito en la implementación de cultivos verticales es la empresa española Achipámpanos, que tiene la iniciativa de acercar los campos a las ciudades para poder llevar alimentos más frescos, utilizando cada vez menos terreno y ahorrando un recurso vital: el agua. Algunos restaurantes españoles han celebrado convenios con esta compañía para ofrecer a sus clientes vegetales orgánicos.

La compañía Niwa Spain S.L es otro gran referente del uso de cultivos verticales en España. Sus fundadores han ideado varias estrategias para promover que en cada casa exista un cultivo vertical indoor, una de ellas es una aplicación que le permite al usuario elegir qué tipo de planta quiere cultivar y conocer mejor cómo cultivar, monitorear y controlar automáticamente la luz y la temperatura de sus cultivos.

Y así como estas, existen muchas más compañías y personas a nivel mundial que en la actualidad desarrollan cultivos verticales como una alternativa de agricultura que genera mayores beneficios y menores riesgos. ¿Tu ya empezaste? ¡Cuéntanos como va tu cultivo en los comentarios!

4 comentarios

  1. Que es más nutritivo la siembra hidropónica o la vertical ????

    • Silvio Sanchez Arango
      Silvio Sanchez Arango

      No tengo evidencia para asegurarte cual es mejor en cuanto a nutrición, pero no debe haber mucha diferencia para ser honestos. Yo te recomendaría comenzar por la que requiera menor inversión en conocimiento, tiempo y dinero, o sea un cultivo con tierra (sea vertical o no). La hidroponía requiere un grado de especialización mayor.

  2. Luis Alberto Fernández Corbalán
    Luis Alberto Fernández Corbalán

    Excelente información…!! Me pueden pasar a mi correo materiales del sistema de cultivos verticales y huerto urbano…

    Gracias

  3. .muy bien por nuevas formas de cultivo favor de enviarme información de ideas novedosas a aplicarlos gracias

Deja un comentario