Los pulpos han aprendido a hacer uso de la basura del océano, según este estudio

Comparte esta historia

Un análisis de imágenes submarinas sugiere que los pulpos utilizan cada vez más botellas, latas y otros residuos humanos desechados como refugio o santuario para sus huevos.

El estudio, el primero en evaluar y caracterizar sistemáticamente el uso de basura en los oceanos y mares por parte de los pulpos utilizando imágenes de varios fotografos independientes, analizó cientos de fotos submarinas publicadas en plataformas de redes sociales y bases de datos de imágenes, además de algunas recopiladas por biólogos marinos y grupos de interés de buceo.

La investigación, publicada en Marine Pollution Bulletin, documentó 24 especies de pulpos que se refugian dentro de botellas de vidrio, latas e incluso una batería vieja; enterrándose bajo una mezcla de tapas de botellas y conchas marinas; incluso algunos llevan artículos de plástico mientras caminan sobre dos tentáculos para esconderse de los depredadores.

“Los registros de aguas profundas fueron extremadamente interesantes porque incluso a grandes profundidades estos animales interactúan con la basura”, dijo Maira Proietti de la Universidad Federal de Rio Grande en Brasil, quien supervisó la investigación.

“Ellos ven claramente que hay mucha basura alrededor y, por lo tanto, esta puede actuar como una especie de camuflaje artificial».

Esta es una muestra su extrema capacidad de adaptación. Son animales muy inteligentes, y usarán lo que tienen a su alcance para seguir protegiéndose, dijo Proietti.

Los pulpos parecían mostrar preferencia por los elementos intactos, así como por los recipientes más oscuros u opacos, y la interacción más común registrada fue el uso de basura como refugio.

Proietti indicó: «Si bien estas interacciones pueden parecer positivas para los animales porque carecen de refugios naturales como las conchas marinas, no es bueno pensar que los animales pueden estar usando la basura como refugio».

Refugiarse o poner huevos dentro de neumáticos, baterías u objetos de plástico desechados también podría exponer a los pulpos a metales pesados ​​y otros productos químicos nocivos, dijo.

Comparte esta historia
Imagen por defecto
Silvio Sanchez Arango
Fundador y director de Ecosiglos. Me motiva la Libertad, la búsqueda de la verdad y las noticias positivas. No creo que el desarrollo humano y el medio ambiente sean enemigos ni que el mundo esté tan mal como lo pintan.

Deja un comentario

Regístrate en Domestika y empieza a aprender hoy mismo con un 25 % de descuento en tu primera compra.