Gran nube de arena se dirige a América desde el Sahara

Comparte este post 👇👇

Esta semana, una gran nube de arena proveniente del desierto del Sahara pasará por el caribe y alcanzará las costas de Estados Unidos.

La nube, que ya ha viajado unos 8.000 kilómetros ha alcanzado el Mar Caribe y se está moviendo hacia el Golfo de México. Se estima que llegará a los estados sureños de Estados Unidos a mitad de semana.

Aunque los residentes de la costa norte de Sudamérica, las islas del Caribe y el sureste de Estados Unidos verán el aire un poco más turbio que de costumbre, no se trata de un fenómeno inusual.

Esta nube es conocida como SAL en ingles o Calina en español y se suele presentar entre finales de mayo y mediados de septiembre.

Aun así, esta nube es especial debido a su tamaño. Un reporte del Washington Post indicó que es una nube particularmente espesa comparada con las de años pasados y que también es inusual por el hecho de que logrará llegar a partes previamente inalcanzadas de Estados Unidos, como algunos estados no costeros.

La nube tiene sus ventajas y desventajas. Por una parte, aunque está a grandes altitudes puede alcanzar la superficie terrestre, lo que significaría una reducción en la calidad del aire, reducción de la visibilidad (lo que puede causar accidentes de tráfico) y empeorar condiciones respiratorias como el asma.

Pero no todo es malo. Por ejemplo, la arena también puede dispersar los rayos del sol causando un espectáculo visual al atardecer y al anochecer.

Además, tiene la capacidad de evitar la formación de huracanes debido a un incremento de aire seco. Los huracanes prefieren la humedad para activarse, por lo que se puede esperar menos actividad tropical gracias a esta nube.

La nube del Sahara también tiene un efecto «fertilizante», al enriquecer al océano de nutrientes como hierro y fósforo, permitiéndole crecer a las cianobacterias (una antigua forma de plancton) como se ve en este estudio publicado en Nature GeoScience.

No obstante, no todas las formas de bacteria y su crecimiento son buenas. Los investigadores también indicaron que la arena puede permitir el crecimiento de otros tipos de bacterias, especialmente las del genero Vibrio, cuya ingesta no hace daño a los peces pero si a los humanos.

Comparte este post 👆👆

Deja un comentario