El carbono atmosférico incrementa la producción biológica, amortiguando paradójicamente el calentamiento global: estudio

Comparte esta historia

El uso de un nucleo de hielo ha permitido a investigadores climáticos confirmar que el carbono atmosférico actúa como fertilizante, lo cual produce un aumento de la producción biológica que a su vez elimina carbono del aire, amortiguando la aceleración del calentamiento global.

Esta conclusión surge de una colaboración internacional que involucra al centro de investigacion Physics of Ice Climate Earth (PICE) del Instituto Niels Bohr de la Universidad de Copenhague, en un paper publicado en la revista científica Science el 10 de marzo de 2022.

En colaboración con el Laboratoire des Science du Climat et de l’Environnement, en Francia, el equipo de PICE ha estudiado el aire antiguo atrapado dentro de pequeñas burbujas en un núcleo de hielo antártico.

Combinando mediciones de las burbujas de aire en el nucleo de hielo con el modelado del comportamiento del oxígeno tanto en la biosfera como en la estratosfera, los investigadores pudieron cuantificar la evolución de la productividad de la biosfera tanto en los períodos glaciales (edades de hielo) como en los períodos interglaciales.

En total, se cubrieron ocho ciclos glaciales, unos 800.000 años de desarrollo climático.

“Hoy en día, como tenemos satélites de observación de la Tierra y otros equipos avanzados, el mecanismo de fertilización con carbono es bien conocido. Sin embargo, no estábamos seguros de que existiera el mismo mecanismo en períodos pasados ​​donde el clima era muy diferente y las concentraciones de carbono atmosférico eran mucho más bajas. Los nuevos resultados confirman la existencia de una fuerte correlación y nos permiten modelar desarrollos futuros con más confianza”, indicó el investigador postdoctoral Ji-Woong Yang, de PICE.

Los resultados demuestran claramente que la productividad cae durante los períodos glaciales y aumenta durante los períodos interglaciales.

Además, existe una fuerte correlación de esta actividad con las concentraciones de dióxido de carbono atmosférico pasadas medidas a partir de múltiples núcleos de hielo.

El efecto es más prominente durante los períodos glaciales, donde el nivel de dióxido de carbono y la productividad global de la biosfera comienzan a aumentar varios miles de años antes de que los casquetes polares comiencen a derretirse.

«Esta correlación se explica por la fuerte capacidad de fertilización del dióxido de carbono atmosférico”, dijo Ji-Woong Yang.

Incluso en condiciones de edad de hielo, las plantas, el plancton y otras formas de vida podrán aumentar la producción a medida que aumenten las concentraciones de carbono atmosférico.

Esto, aunque no evita que el mundo siga calentándose, sí da una luz de esperanza para pensar que al menos se calentará a una velocidad menor.

Comparte esta historia
Imagen por defecto
Silvio Sanchez Arango
Fundador y director de Ecosiglos. Me motiva la Libertad, la búsqueda de la verdad y las noticias positivas. No creo que el desarrollo humano y el medio ambiente sean enemigos ni que el mundo esté tan mal como lo pintan.

Deja un comentario

Regístrate en Domestika y empieza a aprender hoy mismo con un 25 % de descuento en tu primera compra.